La belleza del momento, no la ignores

La belleza del momento se compone de todo, y requiere de tu atención comprensiva para que florezcan las buenas moralejas de tu alma. Proponte cada día apreciar las cosas por su propia meritoria existencia, verás que todo es merecedor de todo, y que hay hueco para todo en tu vida. No destierres nada nunca, pues todo tiene una enseñanza que aportarte, absolutamente todo. Además, de lo más seguro que un hombre sabio está es que finalmente morirá, por lo que, ¿para qué perder el tiempo? si mantienes presente la idea de la muerte, por muy duro que parezca, apreciarás más la vida. Pero no entres en una sapiencia del proceso de la muerte como algo negativo, si crees en la reencarnación me comprenderás mejor, estoy seguro.

Para poder apreciar la belleza de las cosas, es muy valioso el arte de la sorpresa, el arte de sorprenderse, y  esto lo provoca el conocimiento profundo de las cosas; ¿Por qué? porque el apreciar requiere del conocimiento, de la consciencia, sin ella, no podemos poner poesía a lo que percibimos.

Cuando la inteligencia brote dentro de ti, podrás ver que la sorpresa es una virtud característica que reside en nuestra atención y provoca el aprendizaje más excelso, aquel que no se aburre y comprende que es necesario ver la esencia de las cosas. Es necesario mucho en el camino del conocimiento, pero sobretodo a ti, y eso ya lo tienes.

El aburrimiento vital y existencial es una de las cosas que se erradican cuando uno aprende a sorprenderse; uno comienza a entretenerse de forma muy profunda e intensa con cualquier cosa, y brota la naturalidad del niño, la inocencia y los buenos y bonitos valores de la persona santa. Además, el arte de empaparse de las cualidades bonitas de las cosas fomenta en nosotros una hermosura latente que todos tenemos, absolutamente todos.

Emborráchate de las cosas y verás en todas lo mismo, divinidad, o pura consciencia, verás en ellas lo que desees ver, tu voluntad se tornará existente a nivel consciente y el poder brotará en tu interior para que puedas realizar la tarea que te propongas, ya sea alcanzar el éxito o lo que te proponga.

Encontrando el gusanillo de la vida, Despierta YA MISMO ! ∞ !
Somos consciencia, aunque no siempre somos conscientes de ello
Somos lo micro y lo macro
Fluyendo con la vida, sin oponer resistencia
Sanando al niño interior

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0